En Colombia pensar en una casa prefabricada, es pensar en unos elementos rígidos de espesores delgados y construcción rápida que exigen una preparación tediosa del terreno con losas de concreto y redes, para posteriormente ubicar muros exteriores y divisorios, que se entrega en obra gris o blanca y debemos buscar como terminar. Lo vemos como una  solución que ofrece una respuesta rápida y económica pero con poca eficiencia, ya que tendremos que recurrir al  acabado en sistema tradicional con estuco y pintura para lograr dejarla habitable,  lo que en tiempos y costos representa no solo un desgaste, sino una incertidumbre de cuánto dinero más necesitamos para terminar la casa, por otro lado suelen tener una estética deslucida, pues generalmente carecen de diseño y poca eficiencia climática,  al ser un solo elemento el divisor deja filtrar fácilmente el calor o frió al interior, lo que nos hace entonces pensar más de una vez si invertir o no en una vivienda prefabricada. Este fue el paradigma al que nos enfrentamos hace un tiempo y en el que decidimos hacer algo para cambiar este concepto.

VIMOB ofrece una solución de vivienda industrializada y modular de alto standing, una variación de la prefabricación que tiene en cuenta el diseño y los detalles, este sistema modular hace parte de una tendencia que se encuentra en boga globalmente, pero que tiene más fuerza en la mayoría de países del Norte de Europa y Norteamérica, tendencia que está posicionada desde hace ya varios años por las evidentes ventajas ecológicas, sociales y económicas respecto a la construcción tradicional. 

En Colombia VIMOB está abriendo el camino para romper con los paradigmas y prejuicios culturales que existen hacia las viviendas prefabricadas, que son consideradas deslucidas, precarias, ineficientes y poco durables, no ha sido una tarea fácil, pero estamos muy contentos por la gran acogida e interés que hemos despertado en los últimos dos años. Como pioneros, estamos generando un cambio en la forma de habitar, hemos entregado más de 14 viviendas a nivel nacional eficientes, responsables, estéticas, exclusivas, seguras, sostenibles y esperamos seguir sumando colombianos y extranjeros a este movimiento de personas que quieren llevar estilos de vida más respetuosos con el medio ambiente.

Otra de las ventajas llamativas de VIMOB es que por su sistema de ensamble consigue instalarse en terrenos con muy difícil acceso y transforma la vivienda de un activo fijo a un activo móvil, es una casa que puedes desarmar y crecer a tu antojo, abre una posibilidad de opciones de reubicación que ninguna construcción tradicional o prefabricada ofrece en nuestro país, se adapta a la cambiante sociedad actual. 

La industrialización y pre fabricación la vemos como una gran ventaja, pues permite control sobre los materiales, acabados más uniformes y  una alta reducción del impacto ambiental pues al ser diseñada y fabricada en taller, permite garantizar residuos en obra mínimos, las piezas para armar la VIMOB llegan listas para ensamblar al sitio en  donde se va a instalar en un camión, al hacer solo un viaje para llevar los materiales estamos aportando en la reducción de huella de CO2, tema tan importante por estos días en nuestras ciudades principales.

Además, el sistema de cimientos que requiere la casa genera una mínima afectación en los terrenos y usa únicamente el 3% de agua respecto a una obra tradicional, dejando atrás los procesos convencionales que requieren un alto grado de alteración en obra y entorno, y un desperdicio de recursos hídricos. Estamos logrando una nueva forma de construir y vivir con la naturaleza, una mejor pensada.

Un comprador de VIMOB sabe exactamente el costo y tiempo de instalación de su casa, puede delegar la responsabilidad al 100% y obtener un resultado excelente, lo que no ocurre en la mayoría de casos en la construcción tradicional y con una inversión de aproximadamente 30% menos respecto a la misma.  

Una de las principales dudas que tienen quienes se interesan en estas nuevas opciones de vivienda, tiene que ver con la duración de los materiales y la resistencia, ya que las películas nos dejaron una imagen de la prefabricación errada y confusa, mostrándonos casas que se derrumban con un ventarrón, o paredes que se rompen con el mas mínimo golpe, pero la realidad es otra, una VIMOB tiene la misma vida útil que una vivienda elaborada en construcción tradicional. Sus materiales tienen garantías hasta de 50 años por ficha técnica. Es decir, con un mantenimiento adecuado puede durar toda la vida.

La otra pregunta frecuente es si son casas seguras en temblores y la respuesta es SI. Si funciona en California y Japón porque no en Colombia, paradójicamente las viviendas prefabricadas son una de las opciones favoritas en ciudades de alta actividad sísmica, pues los materiales livianos y fuertes estructuras, sumados a la tecnología y el diseño han evolucionado tanto que están superando las expectativas de seguridad en cuanto a sismo resistencia, en el caso de VIMOB el sistema cumple con la norma técnica de sismo resistencia NSR-10 lo que la hace una vivienda robusta, confiable y segura.Cero Imprevistos: Al ser una vivienda prefabricada se reducen los imprevistos de obra. Se conoce con anterioridad el tiempo y costo de la construcción.

Ver beneficios de VIMOB

Un pensamiento en \"¿Porque Prefabricado?\"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *